El conjunto lisboeta fue dominador de principio a fin ante un ilusionado pero indolente Gyori Eto. Cardinal, que superó una larga lesión hace unas pocas semanas, confirmó que está al cien por cien de cara a la final del domingo tras anotar dos goles en la primera parte. El equipo de Javi Rodríguez notó la diferencia de presupuesto, de experiencia y de calidad, pero jugaron un digno papel y demostraron el motivo por el que estaban en este partido.

La primera semifinal comenzaba con un duelo a priori desigual, con un Sporting de Portugal con el claro papel de favorito. Sobre la pista veíamos desde un comienzo el dominio de los portugueses, por medio de un Merli que en el primer minuto con un disparo lejano ponía ya el primero en el marcador. No tardó en llegar el segundo gol del conjunto peninsular, con un Cardinal que la picaba a la media vuelta tras la salida del portero. En tan solo 2 minutos Sporting de Portugal ya dominaba 2 – 0.

No se tenía noticia del conjunto húngaro, de hecho no cesaban los ataques de los blanquiverdes, que veían como un acertado Alastics salvaba dos disparos claros de Dieguinho en el minuto 7. Esos avisos no fueron en vano por parte de Sporting de Portugal, que en el ecuador de la primera parte por medio de una jugada personal de Alex Merlin por banda izquierda que cedía a Cardinal que marcaba a placer en el segundo palo el tercero para los suyos. No tardó por esta parte en ampliar el resultado el conjunto de Nuno, con un gol de Cavinato solo ante Alastics. 

Tras este gol y a falta de 5 minutos para el descanso, Javi Rodríguez sacaba el portero/jugador en la figura de Saho, algo que deparó alguna oportunidad para los húngaros que salvaba con acierto el meta Marcao. Sin embargo ya al filo del descanso, en el último minuto, Diogo anotaba de puerta a puerta el quinto gol para los suyos.

La segunda parte empezaba con un Sporting de Portugal que levantaba un poco el pie del acelerador, sin emabrgo manteniendo el control en todo momento, aunque con menos ocasiones. En el minuto 7 de esta segunda parte Javi Rodríguez volvía a apostar por el juego de 5 , algo que dio otro cariz al partido.

En el ecuador de la segunda, Juanra aprovechando ese juego de 5, combinaba con Saho al fondo de la pista que se la devolvía al español para que disparase con potencia a la cruceta, aunque por desgracia ese tiro fue rechazado por el palo en la más clara del partido hasta el momento para los de Javi Rodríguez. 

A falta de 5 minutos del final, Saho , con la camiseta de portero, aprovechaba un fallo en el despeje del meta suplente Sousa para poner el gol para los suyos en el que parecía que iba a ser de manera clara el gol de la honra para los de Javi Rodríguez.

De hecho poco después fue Dieguinho el que, tras una buena pared, ponía el definitivo 6 – 1 en el marcador.

Ángel Téllez