Movistar Inter se convirtió en campeón de Europa por segundo año consecutivo tras ganar a un Sporting de Portugal que pudo dar un poco más. Las decisiones de Nuno Dias, entrenador de los lusos, dejando fuera a referencias como Cardinal del 5 inicial, o sustituyendo al meta en el descanso. Los de Jesús Velasco dominaron durante casi todo el encuentro y son justos ganadores en un encuentro que terminó 5 – 2 para los madrileños.

Empezó la gran final con un Movistar Inter que quería dejar claro desde un principio su vitola de favorito, y nada más empezar ya probó con un disparo lejano al portero hoy titular en Sporting de Portugal a diferencia de la semifinal, Andre Sousa. Contestaba a esos minutos de pujanza interista el Sporting de Portugal, lo hicieron a través de una volea muy potente y a bocajarro que sacaba Jesús Herrero de manera milagrosa. La respuesta de Inter no tardó en llegar, todavía en el minuto 3, un pase mágico de Ricardinho para Gadeia, que sentaba al cierre, lo ponía el brasileño en la escuadra de la portería de Andre Sousa para convertirse en el primer gol del encuentro.

Los portugueses no bajaron los brazos y, tras unos minutos de tanteo entre ambos equipos, una buena jugada de Alex Merlim por banda izquierda se convertía en un buen pase para Cavinato al segundo palo que significaba el gol del empate. Movistar Inter contestó en la siguiente jugada con un balón aéreo para Solano, André Sousa lo arrolló dentro del área pero los árbitros no señalaron nada. 

Volvía a coger la manija del partido Movistar Inter, no perdía tiempo pues Ricardinho, que mediado el minuto 10 de partido se sacaba un latigazo directo a la escuadra de André Sousa inapelable, para volver a poner a los suyos por delante. Se encontraban ciertamente cómodos los de Velasco, no tardaba en llegar el tercer gol, lo anotaba Elisandro que, en una jugada de pivot puro, se giraba y encajaba el balón en la escuadra de Sousa, que nada pudo hacer hasta ese momento en ninguno de los goles.

Ya en la segunda parte los de Nuno Dias parecían salir con mayor seriedad a la pista del Príncipe Felipe, sin embargo la suerte estaba también con el equipo torrejonero, que a los dos minutos de la reanudación veía como un disparo muy centrado de Rafa Rato no lo acertaba a rechazar Marcao y acababa en el fondo de la red. A raíz de ese gol, recuperaron el control del partido los de Velasco, que pocos minutos más tarde a punto estaban de meter el quinto por medio de una vaselina de Ricardinho sobre Marcao que salvaba el meta portugués con una mano milagrosa. 

Llegaba el ecuador de la segunda parte, y lo cierto es que Movistar Inter seguía dominando con suma facilidad. En pocos minutos, primero por medio de Solano que pedía una falta en el borde del área del meta Marcao, posteriormente con un latigazo al palo de Gadeia con un potente disparo desde larga distancia, y finalmente con un paradón de Marcao a tiro de Gadeia. Con todo ello, se llegó a los 5 últimos minutos del partido en los que Sporting de Portugal salían con el portero/jugador en la figura de Alex Merlim.

Un tramo final de infarto. Empezó golpeando Ricardinho que de pista a pista disparaba, con Marcao bajo palos, y estampaba el balón en el poste de la portería lusa. Respondía en la siguiente jugada Diogo con el segundo tanto de los suyos aprovechando el juego de 5, dejando unos últimos 3 minutos con el partido muy abierto. A falta de 2 para el final fallaba Gadeia un doble penalti ante André Sousa, sin embargo poco importó cuando, a falta de 5 segundos para el final, Pola ponía la rubrica con el quinto.