El conjunto mallorquín se aferró a la épica para mantener intacto el fortín
de Son Moix con un nuevo triunfo como local ante el Peñíscola RehabMédic
con un tanto de Mati Rosa a siete segundos del final (2-1) y certifica de
forma matemática su presencia en la Copa de España de Valencia. Además,
los hombres de Antonio Vadillo mantienen el liderato de la categoría una
jornada más.
El Palma Futsal saltaba a la cancha con la clara intención de aferrarse en el
liderato, y para ello era vital mantener su fortín totalmente inexpugnable.
Fruto de ello el equipo de Vadillo encontraría el premio del gol muy
temprano. Diego Quintela aprovechaba un buen saque de esquina de Lolo para
asentar la primera puñalada a un rival que se veía superado en los primeros
compases por la escuadra insular. Tras el gol el Palma aumentaba su dominio
y pudo aumentar distancias con varias ocasiones entra las que destacan un
mano a mano de Lolo o un buen disparo de Joselito que obligó a emplearse al
máximo al meta rival, Molina. La superioridad era tan notoria que el técnico
visitante, Juan Luis Alonso, se veía obligado a pedir tiempo muerto para
cambiar la dinámica del partido. Y lo logró, en cierta manera, porque en la
reanudación logró frenar la embestida local aunque apenas pusieron a prueba
a Nico Sarmiento que salvó con nota las pocas ocasiones valencianas.
Los mallorquines llegaban menos a la portería de Molina pero cuando lo
hacían lo hacían con mayor peligro que en los primeros compases de juego.
Así, Quintela, Taffy y Lolo dispusieron, cada uno de ellos, de uno ocasión
peligrosísima pero la actuación estelar del portero rival mantenía al Peñíscola
con vida en el partido. Entre tanta ocasión local llegaría la mejor de los
visitantes. El palo evitaba el tanto de Rubén Orzáez y metía el miedo en el
cuerpo de un Palma Futsal que merecía una renta mayor pero que no afinaba

en el disparo final. A pesar del dominio mallorquín la primera parte moría con
el solitario tanto de Quintela en el marcador.
En la segunda parte tocó apretar los dientes, saber sufrir y arremangarse en
tareas defensivas porque el Peñíscola regresó a la cancha dispuesto a dar la
vuelta a la situación y con un par de marchas más que en la primera mitad.
Con un ritmo frenético, la escuadra de Juan Luis Alonso merodeaba el área de
Nico Sarmiento pero la defensa verde y el portero argentino conseguían
neutralizar todas las intentonas visitantes. Incluso, el Palma necesitó la ayuda
del palo en una buena acción de Juan Emilio y más tarde en un disparo de
Raúl Gómez. Tardó siete minutos en recuperar su presencia sobre el parqué y
competir el balón a un conjunto castellonense muy intenso. Desde ese
momento se entraba en un momento de juego con alternativas y ocasiones en
ambos lados de la cancha. Sin embargo, los isleños seguían sufriendo sobre la
cancha.
Pasaban los minutos sin ahuyentar la sensación de peligro constante sobre la
portería balear. En cualquier paso iban pasando los minutos y los locales
conseguían mantener su portería a cero mientras los hombres de Vadillo
también buscaban su oportunidad de encarrilar el partido con el segundo
tanto que significaría un duro golpe psicológico para la escuadra de la
provincia de Castellón. Las espadas estaban por todo lo alto y la emoción
rebosaba en el Palau de Son Moix con dos equipos atrevidos en busca de sacar
algo positivo. Para aumentar la tensión, Peñíscola decidía poner portero-
jugador. Y sacaría rédito de la situación muy rápido porque en la primera
acción con ataque de cinco Isi ponía el empate en el marcador.
La respuesta de Vadillo era inmediata y decidía poner también portero-
jugador para afrontar el último minuto y medio de juego. Los verde pistacho
dispusieron de varias ocasiones para adelantarse en el marcador pero el
partido iba a reservar un final apoteósico y con un protagonista claro, Mati
Rosa, que remataba el balón con la cabeza al fondo de la red para desatar la
locura en Son Moix con el gol de la victoria.

El Palma Futsal mantiene el liderato y saca su billete para la Copa de España
pero no se relaja porque todavía quedan muchos objetivos por delante. Para
ello, los baleares visitarán el sábado la complicada cancha del Jaén Paraíso
Interior para tratar de mantenerse en lo más alto de la tabla.

Al finalizar el encuentro el entrenador visitante, Juanlu Alonso, declaraba “creo que hemos merecido el empate antes de lo que lo hemos conseguido, la segunda parte hemos sido mejores y en una acción en la que un pelotazo a esa velocidad es indefendible, nos han ganado, es mala suerte pero hay que seguir trabajando” , por su parte Antonio Vadillo se mostraba contento con el resultado, “la primera parte ha sido nuestra y la segunda de ellos , creo que lo mas justo hubiera sido un empate pero la semana pasada habíamos merecido la victoria y empatamos, el futbol es asi”, “sabíamos que iba a ser un partido duro, ellos hacen un futbol directo, la segunda parte se ha jugado casi toda en nuestro campo , lo  hemos hablado en el banquillo, había que sacar los tres puntos apretando los dientes y lo hemos conseguido”

 

FICHA TÉCNICA
– Palma Futsal: Nico Sarmiento, Lolo, Joao, Bruno Taffy y Diego Quintela.
También jugaron Hamza, Catela, Joselito, Tomaz, Diego Nunes y Mati Rosa.
– Peñíscola RehabMédic: Molina, Dani Chino, Xavi Cols, Raúl Gómez y
Claudino. También jugaron Isi, Iván Rumbo, Hugo Bernárdez, Gava, Rubén
Orzáez y Juan Emilio.
– Goles: 1-0 Diego Quintela (min. 4); 1-1 Isi (min. 38); 2-1 Mati Rosa (min. 40).
– Árbitros: Centeno Bono y García Donas. Mostraron tarjeta amarilla al local
Taffy y a los visitantes Iván Rumbo, Rubén Orzáez y Dani Chino.
– Pabellón: Palau Municipal d´Esports de Son Moix. 1.000 aficionados. Partido
correspondiente a la duodécima jornada de la Primera División de la Liga
Nacional de Fútbol Sala.